martes, 28 de noviembre de 2017

FLORES?


Quién necesita flores si tiene calabazas. En otoño nada mejor para el centro de mesa, además duran mucho más que un ramo de flores. Y las pongo tanto en casa como fuera. Me encantan.
























martes, 28 de marzo de 2017

MANOS A LA MASA.

O a lo que quieras. Con estos delantales tan monos cuesta menos meterse en cocina. Y hay para todas y todos. No me dan tregua. El horno sigue en marcha cociendo más.














lunes, 17 de octubre de 2016

PREPARANDO HALLOWEEN.

Estamos en Octubre, parecía que se resistía, pero ya está aquí. El otoño por fin hizo su aparición y trajo las hojas secas, la lluvia y Halloween. O lo que es lo mismo; las calabazas. Mi obsesión en estos días. Ahora también en tela. Concretamente en terciopelo. Tan lindas como estas. Os gustan? A mí me encantan.





miércoles, 14 de septiembre de 2016

CERRANDO ESTACIÓN.

Se terminó el veranito, y además de golpe, sin anestesia. En la misma semana, y casi de un día para otro, hemos pasado de los 42 grados!!! a los 22 en un pispas.
Hoy tocó limpiar el huerto: recoger las últimas calabazas y retirar las plantas que ya estaban secas. Esas plantas servirán ahora para hacer compot y enriquecer el suelo. Las calabazas servirán para realizar centros de mesa muy otoñales con unas y ricos bizcochos con otras. Las hay de 17 variedades distintas. De momento he empezado con estas...
Cuanto he disfrutado cultivándolas.



Los botecitos de los guisantes. Víctimas ideales para
mis ataques de manualidades.

Las semillas de estas llegaron desde el Líbano y para
ser un lugar donde escasea el agua no parece que estas
estén muy reñidas con ella en vista de cómo se han
puesto. Costó trabajito cogerlas!

Pensando que ya no quedaban por recoger  nada más
que las grandotas del Líbano... y mira cuanta rezagada.

El huerto, con los restos de las plantas ya amontonados.
A alguna plantita le he dado un tiempo extra, aún traen
calabazitas.

viernes, 9 de septiembre de 2016

SINTIENDO EL OTOÑO.

 
Llegó el momento que estaba esperando. El momento de recoger la cosecha de calabazas. Después de un verano tan seco como el que hemos pasado hubo días que pensé que se morirían las plantas. Las calabazas necesitan mucha agua, ya sabéis. Pero han sobrevivido con los riegos esporádicos que les hemos dado. Es emocionante ver como cada una es diferente a la anterior. Y ahora a disfrutar haciendo cajitas.