viernes, 15 de julio de 2016

CRECIENDO.


Y qué gusto da verlo.Aunque esta semana con amenazas de tormentas y granizos...he estado en un sin vivir. Pero es lo que tiene el campo, en un minuto puedes perder el trabajo de semanas. Bueno de momento toca disfrutar de los progresos de mis plantas. Hubo quien se dio de baja, como una planta de  berenjena, tomateras varias y una planta de pepinos. Pero...la vida en el huerto sigue, pese al calor sofocante y al sol abrasador de estos dos últimos días.  Las calabazas ya se dejan ver y los pepinos también. Alguna sandía ya asoma, aunque muy chiquitas aún. Es una emoción asomarse al huerto.




Antes....

Después...
Ahora.

La primera " porcelaine doll". Aún le
queda mucho por crecer. Será de color
rosa.

Las plantas de las calabazas del peregrino ya han co-
gido el enrejado que les puse.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada